Cargas policiales desmedidas a los movimientos sociales

Siempre he entendido que las cargas policiales en manifestaciones y movimientos sociales tienen que ser una respuesta equilibrada o igualitaria a cómo se haya desarrollado dicha manifestación. Visto cómo ha sido el 25-S en Madrid, una vez más la policía, dirigida por la comunidad y delegación de Madrid ha realizado respuestas desmedidas. Tengo la misma sensación hoy, la triste sensación que tenía hace unos meses, cuando veía estas cargas, protestas y demás en nuestro país vecino, Grecia. Ahora todo es aplicable a nuestro país y más viendo las nefastas noticias que día sí y día también nos sacuden a modo de martillo pilón nuestros ánimos. Ya veremos cómo se desarrollan los acontecimientos cuando necesitamos un nuevo rescate y novedosas reformas estructurales lleguen y le toquen otra vez a los mismos de siempre sacrificarse y sufrir de lo lindo. De Guindos ya aseveró que se necesitaban más reformas, no es nuevo.

Transición democrática; qué bonita expresión. ¿Qué será? Definitivamente no sé qué pensar si lo que llevamos viviendo con estas cargas– a nivel de corrupción en nuestro país, en materia judicial, de extorsión, de aborregamiento exacerbado de una masa social, la ineptitud de nuestros políticos– poquito a poco, nos van carcomiendo.

Lo peor de todo, noticias como la de que una de las cargas de la policía contra los manifestantes han podido dejar una severa lesión medular a uno de ellos y cómo Telemadrid y TVE han obviado según qué detalles de la manifestación o sus menciones haya sido superficiales o muy de pasadas. De Intereconomía tv directamente paso de hablar.

Reseñable con la nueva reforma del Código Penal, el tema de cómo serían las penas y las multas con estas manifestaciones y las alteraciones violentas en las mismas:

PENAS Y MULTAS

El Código Penal castiga como delito contra las instituciones del Estado a los promotores de manifestaciones que alteren el normal funcionamiento de las Cortes.

– Incurrirán en la pena de prisión de seis meses a un año o multa de 12 a 24 meses los que promuevan, dirijan o presidan manifestaciones u otra clase de reuniones ante las sedes del Congreso de los Diputados, del Senado o de una Asamblea legislativa de comunidad autónoma, cuando estén reunidos, alterando su normal funcionamiento.

– Incurrirán en la pena de prisión de seis meses a un año quienes, sin ser miembros del Congreso de los Diputados, del Senado o de una Asamblea legislativa de comunidad autónoma, perturben gravemente el orden de sus sesiones. Cuando la perturbación del orden (…) no sea grave, se impondrá la pena de multa de seis a doce meses.

– Las penas se elevan de tres a cinco años de prisión para los que invadan por la fuerza el Congreso de los Diputados (art. 493) o intenten penetrar con armas para presentar peticiones (art. 495).

 

Anuncios

Acerca de Juani

Una persona absolutamente normal, que aunque no describa mucho, en defintiva lo es.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Amartilleando, Economía, Historia, política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s