2 críticas al 15-O, 2 visiones opuestas, tanto en el mensaje como en la forma

No tienen nada que ver las maneras de criticar el movimiento de manifestaciones, salidas multitudinarias a las calles de numerosas ciudades, protestas de determinados grupos sociales desde el famoso 15-M-trasladado a este pasado 15-O, de Aznar con las que expone Zygmunt Bauman, filósofo de la “modernidad” líquida. Donde uno cae en el desprestigio más chabacano que podamos pensar, intentando restar importancia a una serie de hechos que son más que incuestionables, universales- y nunca mejor dicho tras la avalancha de protestas en todo el mundo- Bauman establece una serie de puntos que son muy interesantes. Vayamos a algunas citas de estos dos hombres:

El expresidente del Gobierno establece el movimiento 15 M como de “extrema izquierda marginal antisistema”. Aunque en cierto modo, de qué nos vamos a extrañar, Aznar describe las cosas y cae en una serie de posturas acorde a lo que siempre ha hecho, radicalizar y exacerbar fundamentos. Sigue el presidente de la FAES con “la democracia española tiene cosas que mejorar y, sin duda, en la situación española, golpeada por una crisis muy dura, hay cosas que mejorar, pero es una democracia consolidada que tiene sus cauces. Lo que fue una cosa más o menos en la que hubo participaciones diversas, no es más que un movimiento marginal antisistema, vinculado a grupos de extrema izquierda; su representatividad no es importante en la vida española”. No voy a entrar en las respuestas que apuntilló a la serie de preguntas realizadas por los asistentes tras su discurso después de recibir el “doctor honoris causa” esta semana de la Universidad de las Américas, en Quito (Ecuador). No me deja claro en la noticia de El País si fue en Ecuador donde se realizaron estas declaraciones.

Pasemos a la crítica más formal y coherente, más fundamentada, más estructurada y más profunda desde todos los sentidos posibles, la de Zygmunt Bauman. Citemos algunas de sus frases más características tras sus declaraciones en un hotel cerca de Atocha:

Establece que uno de los orígenes de todo el meollo se encuentra en “la disociación entre las escalas de la economía y de la política”. Además, añade que “Esta descompensación que arrasa las leyes y referencias locales convierte la creciente globalización en una fuerza nefasta. De ahí, efectivamente, que los políticos aparezcan como marionetas o como incompetentes, cuando no corruptos”.

“El movimiento del 15M trataría de suplir la falta de globalización de la política mediante la oposición popular”. ¿Una oposición eficaz? En opinión de este sabio de 86 años, el efecto que puede esperarse de este movimiento es “allanar el terreno para la construcción, más tarde, de otra clase de organización”

La emoción parece ser algo primordial en este movimiento, según el profesor y como no podía ser de otra manera y más tras tocar el tema de lo líquido, una vez más, añade que “si la emoción es apta para destruir resulta especialmente inepta para construir nada. Las gentes de cualquier clase y condición se reúnen en las plazas y gritan los mismos eslóganes. Todos están de acuerdo en lo que rechazan, pero se recibirían 100 respuestas diferentes si se les interrogara por lo que desean”.

En groso modo viene a decir que todo este movimiento es emergente, pero como tiene carácter emocional, puede que se enfríe, añadiendo la importancia de que sí puede que tenga un poder destructivo, la emoción en sí, pero no para construir. También piensa si este movimiento será igual cuando la crisis termine, un nuevo ciclo surja y se desarrollen nuevos acontecimientos. En cierto modo Bauman toca muchos temas peliagudos como son aquellos donde se determinan que el movimiento no es consecuencia directa de la crisis y sí de la inoperencia de dirigentes políticos, el fraude de un sistema electoral caduco, el tema de los mercados, la corrupción insultante y exagerada, etc. Puede entonces que esta ola de manifestaciones no esté sustentada en muchos de los puntos de las asambleas y programas de determinados grupos sociales y sí sea una consecuencia muy directa de la crisis financiera internacional que estamos sufriendo. Está claro que toca temas muy cojonudos este filósofo.

Anuncios

Acerca de Juani

Una persona absolutamente normal, que aunque no describa mucho, en defintiva lo es.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Amartilleando, Economía, política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s